¿Cómo elegir una hipoteca?

Cuando se aspira a tener una vivienda propia una de las preguntas que hay que hacerse es ¿Cómo elegir una hipoteca?. 

Ya sabemos que la hipoteca es un medio para comprar la vivienda, pero también es un préstamo a largo plazo, que condiciona al tomador. Por lo tanto elegir la hipoteca más adecuada a nuestras necesidades y capacidad financiera es de suma importancia.

Te aconsejamos visitar nuestra página sobre: Hipotecas para la compra de vivienda

Puntos clave que debemos considerar para elegir una hipoteca más conveniente a nuestras necesidades.

Conocer los tipos de interés

El interés es el precio que se paga por obtener una cierta cantidad de dinero que será devuelta en un plazo determinado. Cuando se contrata una hipoteca hay tres posibles tipos de interés:

Interés fijo

El tipo de interés fijo implica que la cuota se mantendrá fija durante el plazo de pago del préstamo, por lo que se trata de la hipoteca con menos nivel de riesgo

Una de las ventajas del tipo de interés fijo es que si el Euribor aumenta no afectará al tomador de la hipoteca, ya que seguirá pagando la misma cantidad cada mes.

El inconveniente del tipo de interés fijo es que generalmente se termina pagando más que con una hipoteca variable.

Interés variable

Los intereses variables implican un mayor nivel de riesgo, ya que están directamente relacionados con el Euribor. 

Actualmente este tipo de interés que rige en la zona euro muestra valores negativos y los expertos consideran que esta tendencia se mantendrá por los siguientes cinco años. 

Esto son buenas noticias, porque durante este período las personas que tengan hipotecas variables se verán beneficiadas.

Sin embargo, en el momento que la tendencia del Euribor cambie, las cuotas comenzarán a subir, este es el riesgo que asumen quienes eligen hipotecas con intereses variables.

Hipoteca mixta

Este tipo de hipoteca contempla interés fijo durante los primeros años, a partir de un número de cuotas determinado, los intereses serán variables. 

A raíz del impacto que ha tenido la pandemia de covid-19 en la economía y el Euribor, los bancos han decidido incentivar las hipotecas fijas y las variables, por lo que la oferta de hipotecas mixtas se ha reducido considerablemente.

Plazo de amortización

El plazo de amortización o plazo de devolución es el tiempo durante el cual se pagarán las cuotas del préstamo en condiciones normales, sin que realicen amortizaciones anticipadas.

Por lo tanto, cuanto más largo sea el plazo en años, menor será el monto de las cuotas, pero se pagará más intereses.

Por lo que si se quiere tener una hipoteca de 30 o 35 años para pagar una cuota más baja, es importante calcular la totalidad de los intereses para determinar la cantidad total que se pagará al finalizar la vida del préstamo.

Productos vinculados

Los productos vinculados eran aquellos productos que muchas entidades financieras obligaban a contratar para obtener la hipoteca. 

Sin embargo, la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, conocida como Nueva Ley Hipotecaria, en su Artículo 17, prohíbe a las entidades obligar a contratar productos vinculados para la contratación de una hipoteca.

Los productos vinculados implican un costo extra que se debe pagar en un solo plazo, de forma mensual o anual. 

No obstante, hay algunos productos vinculados que ofrecen ciertas ventajas, por lo que es necesario valorarlos, entre los productos que se ofrecen más comúnmente encontramos:

  • Seguro de hogar.
  • Seguro de vida.
  • Plan de pensiones.
  • Seguro de protección de pagos.
  • Tarjeta de crédito o débito.
  • Domiciliación de suministros.
  • Domiciliación de la nómina.

Requisitos de solvencia

Antes de hacer una oferta, como entidad financiera hacemos un estudio de solvencia para determinar si la persona es viable para obtener una hipoteca. 

En caso de serlo, determina además el tipo de financiación a otorgar, por lo que al momento de solicitar un préstamo hipotecario exigen una serie de requisitos, entre los que destacan:

  • Contar con un contrato indefinido y una antigüedad de al menos un año.
  • Disponer del 20% del valor de la propiedad, en caso de no obtener una hipoteca del 100%.
  • Disponer del 10% del valor del inmueble para cubrir los gastos de compraventa.
  • Tener capacidad de endeudamiento, la cuota mensual de la hipoteca no puede superar el 35 0 40 % de los ingresos mensuales de la unidad familiar.
  • No estar incluido en ninguna de las listas de morosos. El historial crediticio es uno de los requisitos de solvencia que analiza el banco. Si el solicitante se encuentra incluido en alguno de los ficheros de morosos, es muy posible que su solicitud sea rechazada.

¿En qué puede ayudarte AISF Partners para elegir una hipoteca?

Nuestro equipo de AISF Partners te consigue hasta el 100% de tu hipoteca. 

Desde el momento que nos contactes analizaremos tu caso y haremos lo siguiente:

  • Nuestro equipo de gestores hipotecarios elaborará un estudio gratuito de viabilidad 
  • Haremos una simulación para calcular la cantidad de hipoteca que te va a financiar el banco y el importe máximo mensual que puedes llegar a pagar. 
  • Si resultara viable, seguiremos adelante con todo el proceso. 
  • Buscaremos entre todas las entidades bancarias 
  • De los productos hipotecarios de todas las entidades bancarias, te asesoraremos sobre cuál o cuáles son las mejores alternativas para ti.
  • Gestionaremos la tramitación de tu hipoteca de manera sencilla y rápida.

Ya seas un particular, inmobiliaria o inversor en AISF Partners negociamos las mejores condiciones para ti o para tus clientes. Olvídate de negociaciones con bancos, déjalo en manos de nuestros expertos.

Síguenos en redes sociales #AisfPartners

AISF PARTNERS S.L. - C/Pallars 3-5 Ed. Palou B 7º 2ª 08402 - Granollers - BCN - info@aisf.es - +34  93 137 76 72